miércoles, 5 de octubre de 2011

 Hola a todos!!

Seguimos con mas detalles!!




null
Aunque está boda no ha estado exenta de polémica, debido a la oposición de algunos de sus hijos a que este enlace tuviera lugar, al final la duquesa ha conseguido su propósito y ha convencido a unos y a otros para convertir este sueño en realidad. Por eso hoy sus hijos, con alguna que otra baja, como la de su hija Eugenia convaleciente con varicela, serán testigos del tercer 'sí quiero' de su madre, así las personas más allegadas a la pareja, ya que desde el primer momento doña Cayetana tuvo muy claro que su boda se celebraría "en la más estricta intimidad".
Cayetano Rivera y Eva González

Eran las 9: 27 de la mañana cuando las puertas del Palacio de las Dueñas se abrían para recibir al primer invitado para la boda de la duquesa de Alba, el duque de Huéscar, padrino del enlace. En ese momento también veíamos a Fernando Martínez de Irujo en la estación de Atocha rumbo a Sevilla, ya ataviado con el traje que ha lucido en la boda de su madre. Cayetano Martínez de Irujo llegaba a palacio en solitario y aún sin el traje de gala. “Nosotros estamos felices de que ella sea feliz” declaraba el Conde de Salvatierra ayer.
Francisco Rivera

Sin embargo los primeros invitados que han desfilado por la alfombra roja colocada a las puertas de Dueñas, minutos antes de la llegada de Alfonso y Carmen Tello, madrina del enlace, han sido Curro Romero, esposo de Carmen Tello, María de Hohenlohe, exmujer del duque de Aliaga y Cayetano Rivera de la mano de su novia, Eva González. El torero, que ha elegido un traje gris, camisa blanca y corbata verde, ha sido vitoreado por la multitud hasta la que se ha acercado para saludar. Eva, por su parte, ha hecho lo propio y también ha saludado a los miles de curiosos postrados a las puertas de dueñas. Ataviada con un ajustado traje azul abotonado a la espalda y con el pelo recogido ha entrado de la mano de Cayetano para ser testigo privilegiado de este inolvidable día. 
Curro Romero


Tan solo unos minutos después
hacía su entrada, sin acompañante, Francisco Rivera. El diestro, al que la duquesa sigue llamando cariñosamente "su yerno", a pesar de estar divorciado de su hija Eugenia. Con traje azul, camisa blanca a rayas y corbata burdeos, Francisco se ha unido a su hermano  y Eva en el interior del palacio.
Otras de las invitadas más esperadas, Genoveva Casanova, ha evitado el "paseíllo" por la alfombra roja. La exnuera "preferida" de la duquesa ya se encontraba en el interior de Dueñas, donde ha recibido la visita de un equipo de estilistas para lucir perfecta en este gran día.
Quien también ha estado presente en la ceremonia, por expreso deseo de doña Cayetana, ha sido María Eugenia Fernández de Castro, exmujer de Jacobo, Conde de Siruela, y con quien tuvo dos hijos, Jacobo y Brianda Eugenia. La duquesa siempre ha mantenido una extrecha relación con ella, tanto que se convirtió en su gran acompañante en numerosas salidas y viajes. Con un vestido de chaqueta y falda color vino con reflejos, María Eugenia, ha saludado cariñosamente a su llegada a Alfonso, quien esperaba a la entrada de palacio y al doctor Trujillo, neurocirujano que operó a la duquesa en 2009.

Espero que os haya gustado.....y seguiremos con algun otro post!

Os mantendré atentos de la boda!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario