lunes, 28 de mayo de 2012

La boda de sueño de Faber-Castell

Hola a todos!


Ojalá todos nos pudiéramos casar como lo hicieron estos dos enamorados...

Charles von Faber-Castell y Melissa Eliyesil

Charles von Faber-Castell, hijo mayor del conde Anton Wolfgang von Faber-Castell,que es jefe de la compañía conocida de lapices Faber-Castell desde el año 1978, y su ya mujer, Melissa Eliyesil se han casado este fin de semana en una ceremonia religiosa en alemán,turco y español que se ha celebrado en la iglesia Martin-Luther en Stein, cerca de Núremberg (Alemania). Se dieron el "si quiero" en una autentica boda de sueño, a la que fueron mas de 250 invitados, entre los que estaban sus familiares y amigos mas cercanos y conocidos.
Como en todo cuento de hadas, había una radiante princesa vestida de blanco, un castillo, una espectacular "mansión"...lo que se llama un cuento de...princesas y hadas...todo fue perfecto, cuando acabó la ceremonia, celebraron la recepción,banquete e incluso el reportaje de las fotos de la boda en la casa donde viven.
Fotografía familiar de los recién casados
El banquete, según comentan algunas revistas y diarios alemanes, estuvo presenciado por ¡jamón serrano y champán!. Por la noche continuaron con una preciosa fiesta en la que hubo hasta fuegos artificiales.
Los invitados, estuvieron, además de los padres del novio, Anton Wolfgang von Faber-Castell y Mary, sus hijas, Victoria y Sarah (hermanas del novio) y los padres de la novia, Necmettin y Maria Eliyesil que acudieron con su hijo Sadi ( hermano de la novia), también estuvo el príncipe Georg Friedrich Ferdinand de Prusia y su esposa Sophie, el príncipe Alejandro de Schaumbur-Lippe y su mujer Nadja, también Hans Reiner Schroeder y su esposa Katerina entre otros muchos...
Invitados al enlace

La novia, eligió para el día mas importante de su vida un precioso vestido diseñado por Roberto Cavalli con detalles de encaje y una cola espectacular de tipo capilla, que combino con unos pendientes de perlas, un moño donde iba sujeto el velo y un ramo muy sencillito de rosas blancas.
El novio, no se quedo atrás en cuanto a elegancia, lució un precioso chaqué gris con un chaleco azul clarito y una corbata en tonos rosas. Incluyó un sombrero de copa negro que quedaba elegantisimo con el estilo de boda que presenciaron.
Una preciosa boda sin duda...todos querríamos casarnos de esta manera :)

Hasta mañana!

No hay comentarios:

Publicar un comentario